ANTIPOLIO VACUNA PDF

Fuente: Elaboracin propia con datos de la Ley de Presupuesto Caracas SD: sin datos En consecuencia, si bien se evidencia una tendencia al aumento de la asignacin de recursos en el resto de los estados, los problemas de salud en las regiones no se han reducido en trminos reales. Las denuncias sobre la falta de insumos y medicamentos, en la re d hospitalaria y ambulatoria del pas, y los conflictos de trabajo del sector salud, se mantuvier on como una constante. De igual manera, los indicadores de morbilidad por enfermedades pr evenibles no registraron descensos substanciales, por lo que parece, entre otros factores, que la inversin pblica del sector salud no es suficiente y en algunos casos, la distribucin de los r ecursos a los estados no satisface los requerimientos de salud en trminos de equidad. De esta afirmacin se hizo eco Pedro Aristim uo, secretario de Salud de la Alcalda Metropolitana, quien opin que la asignacin presupue staria del MSDS no se ajust a las necesidades de las regiones.

Author:Gardara Bradal
Country:Dominica
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):14 January 2006
Pages:293
PDF File Size:6.39 Mb
ePub File Size:15.62 Mb
ISBN:530-3-73218-889-6
Downloads:14348
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Maugore



Fuente: Elaboracin propia con datos de la Ley de Presupuesto Caracas SD: sin datos En consecuencia, si bien se evidencia una tendencia al aumento de la asignacin de recursos en el resto de los estados, los problemas de salud en las regiones no se han reducido en trminos reales.

Las denuncias sobre la falta de insumos y medicamentos, en la re d hospitalaria y ambulatoria del pas, y los conflictos de trabajo del sector salud, se mantuvier on como una constante. De igual manera, los indicadores de morbilidad por enfermedades pr evenibles no registraron descensos substanciales, por lo que parece, entre otros factores, que la inversin pblica del sector salud no es suficiente y en algunos casos, la distribucin de los r ecursos a los estados no satisface los requerimientos de salud en trminos de equidad.

De esta afirmacin se hizo eco Pedro Aristim uo, secretario de Salud de la Alcalda Metropolitana, quien opin que la asignacin presupue staria del MSDS no se ajust a las necesidades de las regiones. Por ejemplo, a la Alcalda Metr opolitana le asignaron 80,3 millardos de bolvares para atender a una poblacin de 4.

Otro problema a considerar es la ejecucin parcial del presupuesto. Pese a las grandes necesid ades de recursos, el presupuesto no se ejecuta en su totalidad. Para el El sector salud presenta un ndice de precios superior al ndice general de precios sealado por el Banco Central de Venezuela BCV. Los bienes de salud en su gran mayora dependen de las importaciones, lo que tiene incidencia en los costos y gastos de salud.

Domnguez explic que el principio activo, que es la sustancia que previene o cura la enfermedad, no esnacional, ni para los medicamentos genricos ni para el que tiene m arca, por lo que el precio flucta de acuerdo al dlar En opinin de Edgar Gonzlez, presidente de Instituto, el principal problem a del desfinanciamiento que presenta el IVSS es la recaudacin deficitaria.

El dinero recaudado no sobrepasa los 1,5 millardos de bolvares por ao, cuando se deberan recaudar entre 5 y 6 millardos En este sentido, se pronunci sobre algunos ilcitos encontrados, como la existe ncia de listas de personas fallecidas que an cobran la pensin, lo que genera prdidas de 4 mi llardos de bolvares y empresas que descuentan la cuota a los trabajadores, sin entregar el ap orte al IVSS.

Nelson Croce, economista y profesor de la Facultad de Medi cina de la UCV, en un estudio sobre el Rgimen Contributivo y el Financiamiento del Sistema Pblico de Salud, con base en cifras del IVSS, encontr que en el marco del desfinanciamient o progresivo del subsistema de salud del IVSS, hay una tendencia al descenso en el nmero de asegurados y en el nmero de consultas mdi cas ofrecidas, durante el perodo comprendido entre y Sobre el nmero de person as cotizantes, registr una disminucin en la tasa promedio de 2 puntos, salvo en que po r el contrario, hubo un aumento de 5 puntos.

De igual manera, con respecto al nmero de con sultas ofrecidas se detect una disminucin en trminos progresivos. As, en el nmero de consultas ofrecidas fue de 12,2 millones y 10 aos despus, en , el nmero de consultas descendi a 3,2 millones.

Croce consider, de ntro del anlisis de estos resultados, factores como las modificaciones de la estructura del em pleo, las polticas salariales, los esquemas en que se sustentan los aportes al sistema de seguri dad social y su vinculacin con el rgimen fiscal Panorama legislativo Para el perodo anterior, la discusin y aprobacin del proyecto de la LOS se encontraba bajo u na vacatio legis que se extendi hasta diciembre de En enero de , el proyecto de le y fue sometido a una nueva vacatio extendida hasta el Debido a la falta de consenso en el Parlamento sobre el proyecto de Ley Marco de la Seguridad Social tanto a lo interno de l a fraccin mayoritaria, Movimiento Quinta Repblica, como entre las otras fracciones , se apr ob una tercera vacatio legis, postergando la discusin del proyecto de la LOS hasta diciembre de Esta mora legislativa imposibilita la definitiva regulacin de la unificacin de los sistemas de salud existen tes en el pas.

En la ltima versin del proyecto de ley de la LOS A manera de resumen, el proyecto de ley establece que: a la salud es un derecho social fundamental relacionado con otros derechos como son la alimentacin, un ambiente sano, viv ienda, trabajo, educacin y el acceso a los servicios bsicos fundamentales, entre otros Art.

Tambin, de la recertific acin de los profesionales y tcnicos de la salud que como propuesta permite la actualizacin de conocimientos y prcticas mdicas de los profesionales y tcnicos de la salud pero, igualmente inquieta que tal responsabilidad sea competencia exclusiva del MSDS rgano poltico del Ejecutivo Nacional , ignorndose la participacin de instancias como la Ac ademia de Medicina Art.

Con respecto a la participacin comunitaria, se le considera esencial para garantizar el derech o a la salud, y se le reconoce, como un derecho constitucional que tienen todas las personas de intervenir y controlar, de manera autnoma e independiente, la formulacin, planificacin y regulacin de las polticas, planes y acciones de salud, as como de participar en la evaluacin de la gestin de los servicios y presupuestos de salud Art. No obstante, el proyecto de ley, si bien no excluye dentro de las modalidades de particip acin otras que puedan ser decididas por las comunidades, preocupa que la misma se quede s lo en el mbito de la consulta y el monitoreo, sin que tenga una incidencia decisiva en el cont rol de la actuacin de los entes y rganos de salud, amn de que la cuota de participacin para las comunidades est en minora, frente a los actores institucionales.

De manera que el proyecto de la LOS crea instancias de articulacin ciudadana como: la Asamblea Nacional de Salud, con participacin d e un representante de la sociedad el Comit Nacional de la Salud, con participacin de 2 repr esentantes de la sociedad los Comits Estadales de Salud, con dos representantes de la socie dad y las Asambleas Estadales, Municipales y Locales de Salud, que s cuentan con una partici pacin paritaria de las comunidades con respecto a la participacin de las instituciones de salud.

Las modalidades de rendicinde cuent as y revocatoria de mandato son para los representantes comunitarios Art. Por otra parte, se crean los comits de calidad, de los usuarios en los hospitales y de arbitraje, donde la participacin comunitaria se limita a la recepcin y canalizacin de las denuncias de los usuarios de los establecimientos de salud y a la conciliacin y bsqueda de soluciones de las denuncias que se presenten Arts.

Para Provea, los modelos de participacin propuestos descargan en las comunidades, res ponsabilidades atribuidas a rganos de la Administracin Pblica, como es la Defensora del Pueblo.

Adems, la participacin comunit aria en salud debe superar el mbito de lo asistencial y tender al fortalecimiento de acciones c on enfoque integral de la salud. Por otra parte, el proyecto en anlisis dedica un artculo a los derechos de las personas en el S NS Art. Preocupa que este artculo pueda ser interpretado como una restriccin indebi da al derecho a huelga u otros mecanismos de presin de los operadores de salud.

El derecho a huelga es tambin un derecho constitucional, que en el caso del servicio pblico de salud est limitado por la garanta de los servicios mnimos indispensables, regulados y definidos en la L ey Orgnica del Trabajo LOT , su reglamento y el Convenio de la Organizacin Internacional del Trabajo OIT.

En este se ntido, si bien un conflicto laboral en el SNS nunca puede afectar el contenido mnimo del dere cho a la salud, la atencin que se brindar siempre ser menor que en situacin de normalida d. La atencin de salud durante un conflicto laboral se define por las partes en conflicto y de acuerdo con los criterios mdicos relativos a la atencin de las emergencias en sectores vulnerables de la poblacin Del proceso de integracin del SNS, el proyecto regula la creacin de una Comisin Nacional d e Integracin y de las Comisiones Estadales de Integracin, con el fin de facilitar la gestin del proceso.

As, contempla la integracin de los establecimientos pblicos de salud y aquellos que cuenten con financiamiento del Estado, incluyendo los dependientes d el IVSS y del Instituto de Previsin y Asistencia Social del Ministerio de Educacin Ipasme.

Ad ems, deben transferirse a la red pblica de cada uno de los estados del pas, los recursos hum anos, tecnolgicos, infraestructura y asignaciones financieras en el trmino de 4 aos disposiciones transitorias segunda, quinta y sexta del proy ecto de ley. Buena parte de ese presupuesto se destin a la recuperaci n de la red ambulatoria, donde el MSDS identific como logros alcanzados, el fortalecimiento y equipamiento de 1. As mismo, la rehabilitacin de la estructura fsica de ambulatorios Con respecto a otro eje prioritario del MAI, relativo al diagnstico y tratamiento oportuno de l a salud, merece reconocimiento la propuesta que se quiere iniciar en Vargas, estado que fue s eleccionado como proyecto piloto en el rea de medicina preventiva.

Pedro Len Civira, direct or del Proyecto de Medicina Preventiva y Atencin de Pacientes Crnicos, inform que el servi cio de medicina preventiva pretende desarrollar tres modalidades de actuacin. La primera co nsiste en consultas mdicas domiciliarias la segunda, en cuidados del hogar con medicina m vil, que incluya atencin de enfermera y terapias de rehabilitacin para pacientes recin oper ados oenfermos crnicos y la tercera, en servicios de laboratorio a domicilio La gestin del proyecto recibi el apoyo de los mdicos cubanos que se encuentran en el Edo.

Vargas desde hace 2 aos. Desde entonces, se formaron promotores de salud con la finalidad de ejecutar los programas de prevencin dirigidos a las comunidades Cooperacin Internacional En el perodo anterior, se hizo referencia a la orientacin dada a la cooperacin internacional y en particular, a la firma del convenio entre MSDS, la Alcalda Metropolitana y l a Gobernacin del Edo.

Miranda con el Banco Mundial BM. As mismo, se hizo referencia al convenio espaol para favorecer la red de salud del rea metropo litana y al convenio cubano Con respecto a este ltimo, a un ao y siete meses de entrada en vigencia, 2. Para Julio Montes, embajador de Venezuela en Cuba, segn los trmino s del convenio, Venezuela asume los costos del traslado areo y Cuba los costos de los gastos mdicos, medicamentos, alimentacin y alojamiento.

Por su parte, Pedro Llerena, director del Centro Internacional La Pradera donde se ofrece asistencia de rehabilitacin y de postopera torio , ubicado en Cuba, seal que la principal razn que alegan los venezolanos para recibir asistencia de salud en Cuba es el elevado costo de los servicios de la asistencia de salud interv encionista y postoperatoria requerida, tanto en los centros pblicos como privados.

En este orden de ideas, Mirna Carrasquel y Gertrudiz Daz, venezolanas beneficiadas por el Convenio, argumentaron q ue entre las razones por las cuales no fueron intervenidas en Venezuela est la imposibilidad fi nanciera de cancelar los costos de las intervenciones quirrgicas necesarias. Adems, explicar on que el tiempo que requieren para ser incluidas en listas de espera y luego ser efectivamente intervenidas o recibir el tratamiento mdico debido, se convierte en una fecha absolutamente incierta Para Provea la celebracin de un convenio internacional, como es el caso del convenio con Cu ba, que plantea el intercambio de servicios en salud, es vlido de manera temporal en una realidad como la vigente, donde el sistema pblico de salud tiene ms de 2 d cadas en crisis, vulnerando el derecho de las personas a acceder a los servicios de salud de m anera oportuna y de recibir una atencin adecuada.

Sin embargo, si bien es cierto que la red a mbulatoria y hospitalaria del pas presenta un deterioro en su infraestructura que la mayora de los equipos mdicos estn daados o son obsoletos que hay permanente escasez o carenci a de medicamentos e insumos mdico quirrgicos, que el nmero de camas de hospitalizacin y terapia intensiva operativas no cubren la demanda regular de asistencia a la salud, y que ha y una mayor concentracin de mdicos especialistas que generales, entre otros problemas tambin es cier to que medidas como stas, que significan un apoyo de tipo asistencial, deben tener un trmino finito o focalizado en servicios especializados que no sean de fcil acceso o d ifciles de desarrollar en el pas.

Un escenario preferible es aquel que oriente la ayuda internacional hacia una mejora estructural del sector pblico de salud como sera, po r ejemplo, la recuperacin de la red pblica de atencin primaria y especializada, la capacitaci n del recurso humano existente, la modernizacin de la asistencia a la salud, la adquisicin d e equipos y tecnologa, acorde con los avances de la ciencia, y el impulso de los procesos de descentralizacin.

En este sentido, el convenio que pr etende celebrar el BM con la Alcalda Metropolitana de Caracas tiene como objetivo fortalecer la red de establecimientos de salud en el rea Metropolitana, consistente en la recuperacin de 84 ambulatorios y 6 hospitales, por un monto de El tiempo estimado de ejec ucin son 5 aos, a partir de la firma del convenio.

Mrquez seal que la prioridad es el fortale cimiento de la red ambulatoria desde el punto de vista clnico y gerencial Situacin de Salud Accesibilidad econmica A pesar del mandato constitucional sobre la gratuidad en la asistencia pblica de salud, esta g aranta no se ha cumplido a plenitud, debido a que persisten las condiciones que obstaculizan su plena vigencia. La continuidad de la crisis del sistema pblico de asistencia a la salud tiene c omo factores de incidencia, entre otros, un presupuesto deficiente, que no logra cubrir la dem anda real que pesa sobre el sistema, y la persistencia de los problemas de gestin.

El correlato de esto es el cobro de los servicios de salud como va de recuperacin de costos en centros p blicos. Durante el ao , la Defensora del Pueblo registr un total de denuncias por cobros indebidos en los servicios pblicos de asistencia a la salud. De las cuales, de mujeres y de hombres correspondieron a denuncias individuales y 35 a grupos co n patologas comunes Hospitales como el Jos Mara Vargas Edo.

Vargas que prestan s ervicios especializados como el de dilisis, han delegado en el paciente la compra de los catte res, por un costo de Bs. As mismo, a los casos que requieren diagnstico por resonancia magntica y tomografa, le solicitan colaboracin para los medicamentos y la realizacin del examen, por un costo que vara entre 5.

De manera que, las consultas mdicas son los nicos serv icios que con regularidad no son cobrados a los pacientes Segn Hernndez, la situacin se hace cada vez ms co mpleja cuando se dan experiencias como la encontrada en el hospital Jos Gregorio Hernnd ez Magallanes de Catia , donde el aporte econmico por parte de los usuarios es el que per mite la cancelacin del sueldo de 17 empleados del laboratorio, 2 mdicos y 3 radilogos del rea de tomografa Disponibilidad de centros de asistencia a la salud El sector pblico de asistencia a la salud venezolano cuenta con 4.

A su vez, el sector privado cuenta con centros de atencin especializada, de los cuales son instituciones con carcter lucrativo y 29 son fundaciones sin fines de lucro. Durante el ao fueron censadas Estos datos revelaron una situacin en la que Venezuela, a p esar de contar con una red pblica ambulatoria y hospitalaria, que en cifras globales parecera suficiente, requiere de un nuevo planteamiento en relacin con la clasificacin y distribucin inicial.

En la actualidad nos encontramos con entida des federales como el Distrito Capital centros asistenciales y Por otra parte, la Sociedad Venezolana de Medicina Crtica SVMC seal que hay estados co mo Gurico, que carecen de servicios de atencin de cuidados intensivos y los estados que cuentan con algunas camas de terapia intensiva, funcionan por debajo de su c apacidad, debido a la antigedad de los equipos mdicos. Situacin que se registra en el Edo.

Portuguesa, donde el hospital Central de Acarigua cerr el servicio de cuida dos intensivos en marzo de , debido a que todos los equipos mdicos de la unidad se encontraban daados. De igual manera, el hospital Universitario de Cuman Edo.

Sucre , presenta problemas en el aire acondicionado de la unidad de terapia intensiva, desde hace 4 aos, y la mayora de los equipos estn obsoletos La casi totalidad de los equipos no reciben mante nimiento preventivo y en su gran mayora, presentan un atraso de ms de 15 aos. Otro aspec to, referido por Gonzlez de Maurell, es el relativo a la eliminacin de las fundaciones privadas que mantenan el funcionamiento de estos servicios, sin que los rganos competentes asumie ran el costo para mantenerlos debidamente.

Ello ha derivado en que el criterio preferencial de acceso favorezca a quienes se encuentran en condicin crtica, pero con posibilidades de recu peracin Por su parte, Jos Besso, presidente de la Federacin Panamericana de las Sociedades Mdica s de Medicina Crtica, explic que las unidades de terapia intensiva no slo deben estar debida mente equipadas, sino tambin, contar con personal mdico y paramdico entrenado. As, lo r ecomendable es 1 mdico intensivista, por cada 2 camas y 1 enfermera especialista, por cama Otro dato importante de la situacin de salud en el pas, es la relacin entre el nmero de prof esionales y tcnicos en la ciencia mdica, por nmero de habitantes tambin, el porcentaje d e empleo, desempleo y subempleo de estos profesionales, en el sector pblico.

As, para , el nmero de mdicos por De manera que para el ao la inv ersin de este programa Bs. Urbaneja seal que desde el ao se incluyeron nuevas vacunas en el protocolo de inmunizaciones, como son las vacunas para la h epatitis B y para la meningitis Sin embargo, si la apata de la s personas es un elemento relevante del poco xito de las campaas de vacunacin del MSDS, le corresponde a ste evaluar factores como el bajo impacto de sus campaas, los problemas de acceso a la informacin y posiblemente, las dificultades econmicas de los sectores sociale s para poder trasladarse a los centros de vacunacin.

Hepati tis B Triple 3. Antisarampin Toxoide Tetnico 1.

BEERS LAMBERTS LAW PDF

Vacuna contra la poliomielitis

Vacuna Salk[ editar ] Jonas Salk. La vacuna Salk o vacuna de poliovirus inactivados en tres variedades de referencia que son Mahoney poliovirus tipo 1 , MEF-1 poliovirus tipo 2 y Saukett poliovirus tipo 3. Vacuna Sabin[ editar ] Albert Sabin. La variedad Sabin 2 atenuada tiene 2 sustituciones mientras que la la Sabin 3 atenuada tiene La vacuna Sabin de virus atenuados se replica de forma eficiente en el intestino , la puerta de entrada al organismo, pero no puede replicarse de forma eficiente en el tejido del sistema nervioso. La ventaja de la vacuna Sabin frente a la vacuna Salk es que las personas vacunadas con la vacuna Sabin quedan inmunes a la poliomielitis y no son portadoras, mientras que las personas vacunadas con la vacuna Salk quedan inmunes a la polimielitis, pero pueden contagiar a personas no vacunadas son portadoras.

EL POSITIVISMO EN MEXICO LEOPOLDO ZEA PDF

Las vacunas de su hijo: vacuna antipoliomielítica

.

SIKAFLEX PRO 11FC PDF

Polio vaccine

.

Related Articles